¡Es el momento de opositar!  ¡Es tu momento! Si estás buscando una magnífica oportunidad laboral, un trabajo para toda la vida y una estabilidad financiera, estudiar una oposición es una de las mejores opciones.

Cada año surgen distintas convocatorias y depende de la oposición que busques te encontrarás con distintos temarios y pruebas.

Y por eso desde aquí encontrarás las principales leyes que pueden contener una convocatoria específica (con el texto consolidado y la última modificación en rojo) y su PDF para que te lo puedas imprimir.

También tienes preguntas tipo TEST tan importantes para poder superar el examen (online y en PDF para que los puedas realizar en papel).

TIPOS DE OPOSICIONES:

Ya tienes claro que quieres presentarte y preparar una oposición para tener un puesto fijo en la Administración Pública pero no sabes cuál, no sabes por dónde empezar.

Lo primero que tienes que mirar es a qué oposiciones puedes optar, dependiendo de la titulación de estudios que tengas.

TIPOS DE OPOSICIONES SEGÚN EL NIVEL DE ESTUDIOS:

¿Qué titulación tienes tú? El nivel de dificultad depende de la titulación y en cada convocatoria se exige tener una titulación determinada. Tienes que elegir una oposición que esté dentro de alguno de estos grupos.

GRUPO A1: Debes de tener titulación universitaria de Grado o Licenciatura. Son tareas de dirección y alta gestión.

GRUPO A2: Título de Diplomado universitario, Técnico Superior. Son tareas de ejecución y gestión.

GRUPO C1: Título de Bachiller, B.U.P. o Técnico. Para encargarse de trabajos de carácter administrativo, secretaría y oficina, de mantenimiento de los archivos, etc.

GRUPO C2: Si tienes el título de graduado en Educación Secundaria Obligatoria o formación de graduado escolar. Son tareas administrativas de apoyo.

GRUPO E: No se exige ninguna titulación específica.

Tu nivel de estudios debe de ser igual o superior al que se exige en la convocatoria, nunca menor.

CLASES DE PERSONAL AL SERVICIO DE LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS: 

Según el artículo 8 del Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público, los empleados públicos se clasifican en:

FUNCIONARIOS DE CARRERA: 

Un funcionario de carrera tiene un puesto en el empleo público de forma permanente, con un trabajo fijo y estable en la Administración Pública. Tiene que haber superado la oposición, conforme a los grupos de los tipos de oposiciones.

FUNCIONARIOS INTERINOS: 

El funcionario interino tiene las mismas funciones que el funcionario de carrera, pero sin un trabajo fijo.

Ocupa de forma transitoria plazas de plantilla por razones que son urgentes o de necesidad. Son trabajos excepcionales como una sustitución, trabajos temporales de puestos que no han podido desempeñar los funcionarios de carrera…

PERSONAL LABORAL: 

El personal laboral no tiene una relación estatutaria con la administración, sino laboral, así que no son considerados como funcionarios.

Pero sí sigue las normas de la Administración Pública, como cualquier funcionario.

Y se pueden dividir en Personal Laboral Fijo o Temporal.

PERSONAL EVENTUAL: 

El personal eventual realiza unas funciones determinadas en un periodo de tiempo concreto. Son tareas muy específicas que no puede desempeñar un funcionario ni un personal laboral fijo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies